El lío de Lopetegui con la selección española trastoca apuestas y pronósticos

El enredo de Julen Lopetegui ha hecho añicos todos los pronósticos y predicciones sobre el Mundial. Ahora la selección de España es una complicación para todos aquellos que se juegan una pasta fuera del campo, quizás hasta que este viernes comprueben cómo funciona el equipo de Fernando Hierro.

Uno de los “perjudicados” es el equipo multinacional de analistas de Nomura, el poderoso banco japonés. Hace una semana avisaron de que no dan ni un duro por la selección de fútbol de Japón porque despidió a su entrenador no hace mucho. “Nuestro análisis histórico sugiere que los equipos que lo hacen acaban mal”.

Utilizando la teoría de la selección de cartera y la hipótesis de los mercados eficientes, y también datos sobre el valor, la forma y el rendimiento histórico de los jugadores, Nomura pronosticaba que Francia ganaría en España a la final. Brasil quedaría tercera.

¿Pero ahora que España se ha hecho un Japón, qué?

Así lo publicó el Financial Times hace cuatro días, en un artículo socarrón sobre los diversos pronósticos sobre el campeonato hechos por los profesionales del análisis de riesgos de inversiones, de la predicción de tasas de retorno o la generación de valor añadido, etcétera. La realidad, en las personas de Florentino Pérez y Julen Lopetegui, ha vuelto a superar al periodismo, incluso en el diario de la City financiera de Londres.

Profesionales des riesgo

“Según los analistas de mercado y los economistas, el ganador del Mundial será Brasil. O Francia. O España. O Alemania”, ironiza el FT. Hace años, el New Yorker publicó aquel chiste donde se ve un camarero que comenta a un cliente en la barra: “este bar era muy tranquilo hasta que llegaron los economistas”. De fondo se ve una reyerta a puñetazos. Pues eso.

Estos profesionales de los riesgos utilizan el Mundial como excusa para validar sus modelos. Quien acierte, piensan, se ganará la fama de que puede saber dónde rendirán más el dinero y, detrás de esa fama, acudirán como moscas a la miel clientes millonarios de todo tipo. Un analista de mercados con traje y armado con un modelo predictivo siempre queda mejor que Paul, el pulpo que acertó el Mundial de 2010.

Los analistas del banco suizo UBS han aplicado las herramientas econométricas (secretas) del departamento de gestión de patrimonios y un procedimiento denominado “aproximación Montecarlo”. Dicen que es probable que gane Alemania, selección a la que dan un 24% de opciones de levantar el trofeo otra vez. Juhgaría la final contra Brasil (19,8% probabilidades de ganar). La tercera probabilidad más alta de ganar es para… España (16,1%). O era.

Simon Kuper, cronista deportivo estrella de la revista del FT, desconfía de la predicción de Commerzbank: Alemania ganará. Claro. Un banco alemán, qué va a decir. Parecido es el caso de ING, el banco holandés que tiene tantos clientes en España. Sus analistas sumaron y restaron y el resultado es que el valor de la plantilla de la selección española supera a cualquier otro equipo participante. Ian Wright, su economista sénior, más prudente y flemático, ha dicho al FT que “el dinero no necesariamente compra el éxito, pero probablemente ayuda”.

¿Brasil-España?

Con respecto a Brasil, siempre favorito (como hace cuatro años, alerta), hasta hace poco tenía las probabilidades más cortas entre los expertos apostantes. La mayoría de los analistas de la City de Londres cree que volverá a caer antes de llegar a la final.

Una excepción es 21st Club, una consultora con sede en Londres, que trabaja con clubs de la Premier ayudándolos a fichar y vender jugadores. Su modelo predice el ganador sobre la base de los resultados y de la calidad de los jugadores según los clubs donde juegan.

Su modelo “Liga de Naciones” incorpora los resultados de los partidos de cada selección, incluidos torneos, clasificaciones y amistosos, para calcular el rendimiento de todas las selecciones del mundo. Lo ponderan con otro método, llamado “Player Contribution”, que clasifica a los jugadores en función de sus capacidades: la potencia de los clubs en que ha jugado, cómo lo utiliza su club, goles y asistencias, su posición y efecto sobre los goles marcados y recibidos cuando juega…

21st Club pronostica una final Brasil-España, con victoria canarinha.

Análisis de cromos

El método más peculiar es el de un equipo de la facultad de Económicas de Toulouse, que ha estudiado con un programa de reconocimiento facial los cromos de más de 4.000 jugadores de los álbumes Panini de todos los torneos desde 1970.

Su conclusión: “Los equipos con jugadores que parecían más entusiastas o contentos jugaron mejor en la fase de grupos en comparación con equipos de jugadores más inexpresivos”. Los equipos con jugadores con pinta de más felices tienen más fe en la victoria, según Astrid Hopfensitz, la directora de la investigación. Los equipos con jugadores que aparecen más serios en los cromos son más competitivos y conceden menos goles.

El País también predice resultados en una página web que se actualiza continuamente. Su sistema analiza cada equipo con un sistema parecido al de 21st Club (o el del Harvard Sports Analysis Collective) y el resultado de sus simulaciones son 10.000 versiones alternativas del Mundial. El diario madrileño predice que la final será España-Brasil y da más probabilidades de ganar a los de Neymar, Paulinho y compañía (16,7%) que a los de Busquets, Piqué y compañía (12,5%).

Hay una montaña de predicciones sobre modelos estadísticos. Opta Sports da favorito al Brasil con un 13% de probabilidades, seguido de Alemania (11%) y Argentina (10%). Otra fuente de pronósticos son las apuestas. Los precios en los mercados de apostantes pueden traducirse en probabilidades de victoria, explica El País. El 30 de mayo, una media de 23 casas de apuestas daba favorito a Brasil (18%), seguido de Alemania (17%), España (13%) y Francia (12%). En tres semanas lo sabremos todo.